los burros de oatman az

los burros de oatman az

LOS BURROS DE OATMAN AZ. Costa Oeste Capítulo 16.

Si existe un pueblo curioso en la Ruta 66, este es Oatman AZ y sus burros. Una gran historia detrás que ha unido estos animales con el futuro del pueblo.

Si existe un lugar fuera de lo común en la Ruta 66 ese es Oatman AZ y sus burros. Burros enanos, burros bebés, burros adultos y un largo etcétera. De todo tipo de burros rondan, desde hace muchos años ya, en este curioso y pequeño pueblo del Oeste Americano.

Oatman AZ ha convertido a los burros en sus habitantes mas honoríficos.
Oatman AZ ha convertido a los burros en sus habitantes mas honoríficos.
  1. Como llegar?
  2. Que ver en Oatman
  3. Oatman AZ y sus burros

1. COMO LLEGAR A OATMAN

Apenas 30 millas separan a Oatman de Kingman. De este modo, solo se trata de un ligero desvío desde el último pueblo de la Ruta 66, muy asumible y recomendable. Aunque la mayoría del camino será mas de lo mismo, nos encontraremos que los últimos kilómetros son muchas curvas seguidas entre las montañas. Nosotros salimos de allí bastante tarde, por lo que la estampa del paisaje queda muy bien, ya que se trata de piedra rojiza que, al atardecer pega muy bien en el paisaje del Western.

Aun siendo un trayecto tan corto, se vuelve largo por la dureza del camino, por lo que tardaréis aproximadamente 1 hora en cada viaje. Nosotros nos decidimos por volver a Kingman y hacer noche allí antes de seguir el camino. Por apenas 33€ pudimos alquilar una habitación doble en el Economy Inn de Kingman AZ con desayuno incluido, básico pero limpio.

2. QUE VER EN OATMAN

Paisaje típico de Lucky Luke
Paisaje típico de Lucky Luke

Claro está que, como pueblo turístico de la Costa Oeste, Oatman AZ tiene que tener un encanto especial. Sus, aproximadamente, 130 residentes viven del turismo, así que os encontraréis de todo para el disfrute de un pueblo tan peculiar como este.

Se trata de un escenario de Western, por lo que sus calles están totalmente ambientadas en esa época. Podéis visitar incluso la cárcel del sheriff. Los calabozos, su museo de historia con piezas de época, sus trastos abandonados por las calles (algún carruaje y un antiguo tractor) y sus tiendecitas de recuerdos ocupan toda la avenida principal, aunque poco hay mas que esa calle, la verdad es que está muy lograda.

Lo normal es portarse bien en Oatman AZ y no hacer el burro 😂.
Lo normal es portarse bien en Oatman AZ y no hacer el burro 😂.

También cuenta con un hotel. El Oatman Hotel, donde Clark Gable y Carole Lombard se refugiaban para sus románticas escapadas. Se dice que el hotel está encantado por el espíritu de un minero, Oatie es su nombre, y se encuentran orgullosos del reclamo turístico que también se ha hecho de él.

Pero la atracción principal del pueblo son sus burritos. Totalmente acostumbrados a las personas vagan libremente por sus calles y no extrañan ni turistas ni sus coches. Se acercan tranquilamente, ya que saben que son las estrellas del pueblo y que los turistas se divierten comprando zanahorias y dándoselas para comer.

3. OATMAN AZ Y SUS BURROS

Por apenas un dólar, en cualquier tienda del pueblo, podréis adquirir «burro chow«. Unas bolsas de comida preparada que han preparado para que los turistas alimenten a su principal negocio. Básicamente se trata de zanahoria. Así, el principal gasto para los habitantes, que tendría que ser hacer que su principal forma de negocio sobreviviera, se ha convertido en su principal sustento.

Desde el amanecer hasta el anochecer podéis disfrutar de la compañía.
Desde el amanecer hasta el anochecer podéis disfrutar de la compañía.

CUANTO LLEVAN LOS BURROS EN OATMAN?

Originalmente se trata de un pueblo minero. Por lo que se utilizaba el burro como modo de transporte. Un animal duro, resistente y fuerte que podía aguantar trayectos largos cargando largos pesos. En fin, una vida de obrero en la que por suerte han salido. Cuando las minas comenzaron a agotarse, el pueblo comenzó a quedarse sin habitantes. Los burros abandonados, ya que los pocos residentes del poblado no se iban a hacer cargo de ellos, se trasladaron a las colinas, donde «al parecer» buscaban un lugar mas cómodo donde alojarse.

Los burros nunca han dejado de bajar al pueblo en busca de comida. Y aunque al principio se trataba de una obra de caridad por parte de los pocos habitantes de Oatman, con el tiempo se ha convertido en un trato de conveniencia, ya que el turismo, que no es poco, asegura la supervivencia tanto de los animales como del pueblo y sus habitantes.

Deja un comentario

Este es el típico mensaje sobre la política de cookies que suele molestar tanto, pero como la normativa actual es la que es os tenemos que informar. Así que si continuas das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: