concesión francesa de shanghái

concesión francesa de shanghái

Aroma francés de Shanghái, la Concesión Francesa

La Segunda Guerra del Opio dejó varios rincones con aura europea. Uno de los lugares con más encanto es la Concesión Francesa de Shanghái.

Lo que en su día fue hogar de aventureros, revolucionarios y escritores, hoy es un barrio residencial y elegante. Repleto de tiendas y restaurantes, la Concesión Francesa de Shanghái brilla desde el mismo momento en el que pones un pie dentro. Aunque realmente, si miras un mapa de la ciudad, no existe el barrio como tal, si que todo el mundo sabe que es una zona situada entre los barrio de Luwan y Xuhui.

la China tradicional.
Photo by zhang kaiyv on Pexels.com

UN BARRIO FRANCÉS EN SHANGHÁI

Cuando la Segunda Guerra del Opio, que enfrentó a China con Reino Unido, Portugal y Francia a causa del tráfico ilegal de opio por parte británica, finalizó en 1860. El imperio oriental tuvo que ceder diversos derechos a los vencedores. Así, entre otras cosas figuradas en el Tratado de Whampoa, como el establecimiento de cinco puertos comerciales a Francia, una pequeña zona de la ciudad pasó a ser un barrio Francés en Shanghái. Del mismo modo Hong Kong se anexionó a Reino Unido y Portugal obtuvo el territorio de Macao.

En 1943 la Francia de Vichy devolvió la concesión a China.

LA CONCESIÓN FRANCESA HOY

Aunque los franceses dejaron impronta durante sus casi 100 años de dominación, como sus edificios estilo art deco, la religión católica, restaurantes, etc. Shanghái es China y su reloj marca lo que tiene que marcar.

A día de hoy tiene un encanto especial dentro de la ciudad, está claro que algo diferencia la Concesión Francesa de cualquier otro barrio de la ciudad. Dos de sus zonas, Tianzifang y Xintiandi son las más visitadas gracias a sus tiendas y restaurantes, al explorarlas no sientes estar en Shanghái, allí no hay ni comida China.

La China tradicional.
La China tradicional.

TIANZIFANG

Lejos de esa ciudad construida a lo alto, con símbolos de poder como el Bund o la Shanghai Tower, se encuentra este barrio.

Las laberínticos y estrechos callejones de Tianzifang (lòngtángs en el idioma local) están repletos de tiendas de artesanía y galerías de arte en las que encontrar valiosos recuerdos y curiosidades. Como por ejemplo sus antiguos anuncios en los que modernas mujeres chinas promocionaban tabaco y artículos de moda. Para descansar hay restaurantes y tranquilas cafeterías por cualquier rincón.

Su auténtico bullicio se encuentra en la pequeña calle de Taikang Rd. y los tres o cuatro callejones que la atraviesan. Su estilo, que junta pequeñas construcciones chinas con el ambiente parisino de principios del s. XX, no deja indiferente a nadie y la fotografía es inevitable, pero como siempre pasa en China, hacer una fotografía en soledad es muy difícil. Para llegar se puede ir hasta la estación de metro de Dapuqiao. Su salida está a pocos metros de la entrada a la calle.

XINTIANDI

Aunque es un barrio comercial mucho más reciente que Tianzifang, sus antiguas casitas bajas (llamadas shíkùmén) llevan más de 100 años en el barrio. La principal diferencia entre los dos barrios son los vendedores callejeros de Xintiandi. Si se va a planear una visita a ambos barrios, acabar la noche en éste es lo que mas conviene si se quiere acabar en una cena con copa, aquí hay mas mercado.

Para llegar podéis ir andando desde Tinazifang en un paseo de menos de 30 minutos. Hay parada de metro de Xintiandi.

Concesión Francesa de Shanghái, nuestra visita.

El encanto de la Concesión Francesa
El encanto de la Concesión Francesa

Diferente a todo lo que verás en las ciudades grandes de China como Shanghái, Beijing o Xi’an. Entrar en la Concesión Francesa será, no solo como entrar en otro pueblo, sino como estar en otro tiempo. Casitas bajas y antiguas, adornadas con farolillos rojos, pequeños puestos ambulantes y cafés con encanto al París de 1900.

Huir del bullicio en China va a ser imposible, no hay ningún rincón mágico. Y menos en Shanghái. Pero si se puede escapar del estrés que provocan otros lugares turísticos como la Ciudad Prohibida de Pekín o el Bund. Así que, no da para mucho más que una tarde de compras y una cena, pero visitar la Concesión Francesa de Shanghái es un imprescindible de China.

Deja un comentario

Este es el típico mensaje sobre la política de cookies que suele molestar tanto, pero como la normativa actual es la que es os tenemos que informar. Así que si continuas das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: